3. Selecciona ropa cómoda para meditar.


Usa prendas cómodas. Uno de los objetivos principales de la meditación es calmar la mente y bloquear las distracciones externas. Esto puede ser difícil si sientes incomodidades físicas debido a prendas apretadas o restrictivas. Por lo tanto, recurre a opciones más holgadas durante la práctica de meditación y asegúrate de estar descalza. Usa un suéter o una chaqueta si quieres meditar en un ambiente frío. También puedes usar una manta o chal para cubrirte. De lo contrario, la sensación de frío invadirá tus pensamientos. Si estuvieras en un lugar donde no puedes cambiarte fácilmente, procura estar lo más cómodo posible y recuerda quitarte el calzado.