2. Escoge el lugar donde meditar

Updated: May 13


Escoge un ambiente pacífico y tranquilo. La meditación debe practicarse en un lugar silencioso.Esto te permitirá enfocarte únicamente en la tarea en cuestión al evitar el estímulo y las distracciones del exterior. Encuentra un lugar donde no te interrumpan durante la meditación, ya sean cinco minutos o media hora. No es necesario que el espacio sea muy amplio; un vestidor o incluso un banco al aire libre pueden ser buenas opciones para meditar, siempre y cuando cuentes con cierto nivel de privacidad.


Si eres principiante, es importante evitar cualquier distracción externa. Apaga el televisor, el celular y cualquier otro dispositivo ruidoso. Si quieres oír música durante la meditación, escoge canciones tranquilas y repetitivas que te permitan mantener la concentración. También puedes utilizar un dispositivo de ruido blanco o recurrir a los sonidos de la naturaleza, como el sonido del agua en movimiento.


El espacio de meditación no debe ser totalmente silencioso, por lo que no será necesario que uses tapones de oído. El sonido de una cortadora de césped o el ladrido de un perro no son un obstáculo para poder meditar correctamente. De hecho, la capacidad para tomar consciencia de estos sonidos sin permitir que dominen tus pensamientos es un componente muy importante de la meditación.

Meditar fuera de casa funciona para muchas personas, siempre que no te sientes cerca de una carretera muy transitada u otra fuente de ruidos fuertes. Es posible encontrar la paz bajo un árbol o sentado sobre el frondoso pasto en el rincón favorito de un jardín.

2222 7 comentarios 3 veces compartido Me gustaComentar Compartir

31 views

Address / Dirección

Contact / Contacto

276 5th Ave, Suite 507B New York NY 10001
 

(212) 942-5944

©2016 by Ana María Benavides