2. Escoge el lugar donde meditar


Escoge un ambiente pacífico y tranquilo. La meditación debe practicarse en un lugar silencioso.Esto te permitirá enfocarte únicamente en la tarea en cuestión al evitar el estímulo y las distracciones del exterior. Encuentra un lugar donde no te interrumpan durante la meditación, ya sean cinco minutos o media hora. No es necesario que el espacio sea muy amplio; un vestidor o incluso un banco al aire libre pueden ser buenas opciones para meditar, siempre y cuando cuentes con cierto nivel de privacidad.


</